sábado, 9 de enero de 2010

Reseña de Poderes Secretos

POR: GABRIEL RUIZ -ORTEGA

A fines del 2009 se presentó en la Casona de San Marcos la reedición, a cargo de la editorial huancaína Bisagra Editores, de PODERES SECRETOS, el “polémico” libro transgénero de Miguel Gutiérrez.
Recuerdo que lo devoré a inicios de los 2000 en la biblioteca del ICPNA, del centro de Lima. Este fue el segundo libro de Gutiérrez que leí, lo hice inmediatamente después de haber pasado seis horas diarias, durante ocho días, devorando LA VIOLENCIA DEL TIEMPO. (Por cierto: no me gustaba acudir a esa biblioteca, pero lo hacía porque la bibliotecaria me tenía obsesionado: alta (casi de mi talla), inteligente y con carácter, su rostro ahora me recuerda al de Tina Fey.)
Como en toda relectura, uno queda con una nueva visión del asunto: ya no lo tomo como un libro peligroso – en realidad nunca lo fue-, tal y como se decía de él en las mesas de los bares y algunos salones universitarios, puesto que se le consideraba un abierto sacrilegio a la figura del Inca Garcilaso de la Vega, en el que se detallaba, entre otras cosas, la existencia de una secta dedicada a regir los destinos culturales de Perú.
Estamos ante el mapa –susceptible de ser alterado- de lo que podría ser un gran Best Seller: uno de corte de histórico y político, ambientado en principio a fines del siglo XVI, en el que se especularía sobre la autenticidad de HISTORIA OCCIDENTALIS de Blas Valera y de las circunstancias que llevaron a Garcilaso escribir los COMENTARIOS REALES, en la que La Orden de Jesús, cuándo no, también tendría un solapado y sangriento protagonismo. Y siglos después, en pleno XX, nos toparíamos con una organización consagrada a la figura de Garcilaso, que haría gala de una omnímoda influencia en nuestro devenir intelectual y político, la que estaría en apuros al enterarse de la posible existencia del verdadero manuscrito de Valera, que en caso de comprobarse de ser genuino, dejaría sin fundamento todo el poder que esta ha ejercido por décadas. En vista del peligro, la organización convocaría a un historiador esmerado, que tendría la misión de examinar el manuscrito, sin saber que su vida y sus sueños académicos estarían condicionados a dejar satisfechos sí o sí a los garcilasistas…
Creo que aún no se ha dicho, y si ya se dijo, pues no lo escuché (o leí): PS es un libro metaliterario. No tengo duda alguna de ello. En la primera parte tenemos la exposición de “un escritor” sobre el Inca Garcilaso de la Vega y Blas Valera. En la segunda, “este escritor” explica cómo sería el argumento de su novela titulada “Poderes secretos”. O sea, estamos ante un discurso sobre los mecanismos internos de la ficción.
Como el día de la presentación, para variar, llegué tarde, solo pude escuchar las palabras de Miguel Gutiérrez. El autor hizo énfasis en su admiración por Garcilaso de la Vega, pero que ante todo era un escritor con la libertad de poder especular.Indefectiblemente PS no es lo mejor de Gutiérrez, pero es también una irrefutable muestra de su inmenso talento, envidiable imaginación y voracidad lectora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada